lunes, 5 de enero de 2015

Película 352 # Año 12

 La Sal de la Tierra
8 y 9 de Enero
Sala Avenida - Jaraíz
21:00 Horas


DIRECTOR

Win Wenders/Juliano Ribeiro Salgado

GUIÓN: Wim Wenders, Juliano Ribeiro Salgado

MÚSICA: Laurent Petitgand

FOTOGRAFÍA: Hugo Barbier, Juliano Ribeiro Salgado

REPARTO: Documental. Sebastião Salgado

GÉNERO: Documental | Fotografía 

DURACIÓN: 100 Min.

PAÍS: Francia



SINOPSIS

Desde hace cuarenta años, el fotógrafo Sebastião Salgado recorre los continentes captando la mutación de la humanidad. Testigo de grandes acontecimientos que han marcado nuestra historia reciente: conflictos internacionales, hambruna, éxodos, etc., ahora emprende camino hacia territorios vírgenes con grandiosos paisajes, descubriendo una fauna y una flora silvestres en el marco de un proyecto fotográfico gigantesco, tributo a la belleza del planeta. Su hijo Juliano, quien le acompañó en sus últimas travesías, y Wim Wenders, también fotógrafo, comparten con nosotros su mirada acerca de su vida y su obra.


¿Quién es quién?

     Sebastião Salgado es un fotógrafo brasileño nacido el 8 de febrero de 19441  en Aymorés (Minas Gerais). Recibió en 1998 el Premio Príncipe de Asturias de las Artes.

Trabajó en la administración de la OIC (Organización Internacional del Café) hasta 1973, cuando decide dedicarse a la fotografía, terreno al que llega relativamente tarde y de modo autodidacta. En su carrera como fotógrafo comenzó trabajando para la agencia Gamma con sede en París para, luego, en 1979 unirse a Magnum Photos. En 1994 dejó Magnum para formar su propia agencia Amazonas Images en París y representar así su obra.

 Salgado pertenece a la tradición de la fotografía sociodocumental. Destaca en su obra la documentación del trabajo de personas en países menos desarrollados o en situación de pobreza. En la introducción a Éxodos dice: "Más que nunca, siento que solo hay una raza humana. Más allá de las diferencias de color, de lenguaje, de cultura y posibilidades, los sentimientos y reacciones de cada individuo son idénticos."

En 2001 llegó a ser nominado representante especial de UNICEF por su labor.

Trabaja en proyectos propios de larga duración, algunos de los cuales han sido publicados en libros como Otras Américas o Éxodos. Sus fotografías más conocidas podrían ser las realizadas en las minas de oro de Serra Pelada en Brasil. Suele fotografiar en blanco y negro con Leica.

En el año 1989 recibió el Premio internacional de la fundación Hasselblad.

Durante los inicios del año 2000, periodistas del New York Times y la escritora Susan Sontag criticaron las fotografías de Salgado. El fotógrafo fue acusado de utilizar de manera cínica y comercial la miseria humana, de exponer de manera bella las situaciones dramáticas corriendo el riesgo de hacer perder su autenticidad.


Libros Publicados:  Génesis (2013), Éxodos (2000), La mina de oro de Serra Pelada (1999), Otras Américas (1999), Terra (1997), Trabalhadores (1996), La Mano del Hombre (1993),
    Sahel: l'Homme en Détresse, Prisma Presse and Centre National de la Photographie, pour Médecins sans frontières, France (1986), Les Hmongs, Médecins sans frontières, Chêne/Hachette, París, (1982)


   Wilhelm Wim Ernst Wenders (Düsseldorf, 14 de agosto de 1945) es un guionista, productor, actor y director de cine alemán que también ha trabajado en los Estados Unidos.
Además de largometrajes, Wenders también ha tenido una importante actividad como director de cortometrajes, de documentales y de programas para la televisión.

Además del documental: The Soul of a Man, que pasó por nuestro cineclub, allá por el 2007, no podemos dejar pasar la ocasión sin citar algunas de sus mejores obras: Alicia en las Ciudades (1974), En el Curso del Tiempo (1975), El Amigo Americano (1977), París, Texas (1984), El Cielo sobre Berlín (1987), ¡Tan Lejos, Tan Cerca! (1993), Buena Vista Social Club (1999), Pina (2011) .....

En palabras de Juliano Ribeiro Salgado, imprescindible colaborador con Win Wenders, e hijo del fotógrafo brasileño:  
"La presencia de Wim fue clave porque yo tenía claro que necesitaba de una persona neutra para relatar las experiencias de mi padre. Entonces empezamos a hablar a través de varios encuentros en Berlín, también en París. 2 años después comprendimos que podíamos contar la historia de Sebastiao de una forma dramatúrgica. Para ello resultó clave el hecho de que los últimos 40 años su obra se haya transformado de una manera tan linda. Y lo ha hecho con un fortísimo nivel simbólico que le ha llevado a centrarse en la vida. A partir de aquí fue que intuimos que rodar esta película podría servirnos para mandar un mensaje de esperanza a un desamparado mundo que actualmente vive una crisis tan creíble".

La Sal de la Tierra fue vista por 108 espectadores. La nota media, según los seguidores del Gallinero fue de: 8,60

No hay comentarios:

Publicar un comentario