martes, 25 de septiembre de 2018

Película 444 # Año XVI

Happy End
27 de Septiembre/2018
Sala Avenida/Jaraíz
20:30 Horas



DIRECTOR

Michael Haneke

GUIÓN: Michael Haneke

FOTOGRAFÍA: Christian Berger 

REPARTO: Isabelle Huppert,  Jean-Louis Trintignant,  Mathieu Kassovitz,  Fantine Harduin, Toby Jones,  Franz Rogowski,  Laura Verlinden,  Aurélia Petit,  Hille Perl, Hassam Ghancy,  Nabiha Akkari,  Joud Geistlich,  Philippe du Janerand, Dominique Besnehard,  Bruno Tuchszer,  Alexandre Carriere,  Nathalie Richard, David Yelland,  Maryline Even,  Frédéric Lampir,  Jack Claudany,  Waël Sersoub, Marie-Pierre Feringue,  Maëlle Bellec,  David El Hakim,  Timothé 'Tim' Buquen

GÉNERO:   Drama / Familia

DURACIÓN: 110 Min.        PAÍS: Austria 



  SINOPSIS

Una familia burguesa que posee una empresa en Calais, al lado de los campamentos donde viven miles de refugiados.  


¿Quién es quién?

Michael Haneke (Múnich, 1942)


Director y guionista cuyo cine se caracteriza por un estilo inquietante, turbador y sombrío. En sus películas es amigo de escarbar en los problemas y contradicciones de la sociedad moderna. Es un tipo valiente, en 2002 fue uno de los primeros creadores con la osadía suficiente para encaramarse en la cubierta de El Gallinero, lo hizo con “La Pianista” (Pel. 2), hablamos de un tiempo remoto en el que el CineClub acaba de iniciar su singladura. Nos ha visitado luego con “Caché” (pel. 81),  “La Cinta Blanca” (Pel. 214) y “Amor” (pel. 305). Cabe añadir que todas han dado lugar a la controversia y la polémica. 

   
Cursó estudios de Filosofía, Psicología y Drama. Tras graduarse trabajó como crítico cinematográfico y entre 1967 y 1970, como editor y dramaturgo. Debutó como director televisivo en 1973. Desde 2002 ejerce como profesor de Dirección en la Academia de Cine de Viena. En sus clases hace especial hincapié en la dirección de actores, ya que para él es la base de la credibilidad real y emocional  de una escena.
Desde sus primeras obras ha puesto el escalofriante ojo de su cámara en los rincones más oscuros y desasosegantes de la condición humana. En un mundo que banaliza la violencia hasta hacerla pasar inadvertida. Haneke transciende el poder de la imagen y, armado de la comprensión psicológica de lo que filma, lleva al espectador a un estado de catarsis impredecible. Enfrentarte a una de sus películas es un desafío a la resistencia psicológica y un pasaporte a los mecanismos de la angustia, a la alienación y al vacío moral del mundo contemporáneo. Su rotunda visión del comportamiento psicópata quedó sellada en “Funny Games” (1997), posiblemente la película más asfixiante que se recuerda. Ha imaginado el apocalipsis en “El tiempo del lobo” (2003) y filmes como “La pianista” (2001) o “Código desconocido” (2000) no le van a la zaga en crudeza emocional. Su violencia quiere despertar a la sociedad contemporánea de su letargo. Con “Caché” (2005) realiza otro viaje a los oscuros secretos del alma humana.



Disparando sin piedad contra la sociedad europea. 

La nueva película de Haneke es difícil de definir y mucho más de catalogar. Los hay atrevidos que la llaman comedia negra; hubo quien se arriesgó todavía más al intentar promocionarla como la película de Haneke sobre el drama de los refugiados. “Happy End” es una constante auto-referencia más o menos sutil a los temas que han plagado su filmografía hasta el momento: el desenmascaramiento de la clase burguesa, la violencia implícita en el statu quo, la aproximación al dolor, la candidez contra la sociopatía… Con una magnífica técnica, Haneke confirma que, después de todos estos años, mantiene la búsqueda de la mejor versión de sí mismo. Es posible que estemos presenciando una evolución hacia un contenido mucho más íntimo, como ya se intuía en su anterior película; puede ser también que, en esta ocasión, esa mirada hacia el interior haya sido demasiado drástica y el resultado parezca un largo epitafio a una vida artística. Georges, el anciano patriarca de Happy End, es uno de los ejemplos de cómo un flujo estancado en la decadencia debe, de alguna forma, asomarse a la muerte para comprender la necesidad de su final. Dándole una vuelta más profunda a esta cuestión, puede que en el fondo el final feliz de Haneke sí que tenga esa desoladora visión de Europa que se nos prometía al principio.
 (Celia Carrió, ”El cine en la sombra”) 

Pregunta: ¿Qué contesta a los que ven en su película una vertiente testamentaria, como ya se dijo de las últimas películas de Bergman?
M. H.: Si nos referimos a Bergman, la expresión "película testamentaria" se repitió con cada una de sus últimas películas, pero no dejaba de rodar. Ya veremos si Happy End es mi última película. Dejémonos sorprender...





domingo, 16 de septiembre de 2018

Campaña de bonos Temporada XVI


 BIENVENIDOS AL AVIARIO


“Invitación de boda”, película ofertada por la Filmoteca de Extremadura dentro de su Programa de cine itinerante por núcleos rurales extremeños, abre la XVI Temporada del CineClub. Nuestro granjero ya puede tirar de chaira y grabar la muesca 443 en la vara que exhibe a las puertas del corralón. ¡Estará satisfecho el jodío, aunque calle!

Por una vez, y sin que sirva de precedente, vemos el futuro con moderado optimismo, esperamos poder llegar a junio sin contratiempos.

“El Gallinero” nació con la aspiración de ser un proyecto abierto y participativo. Reivindicamos el cine como bien artístico y cultural. En esta tarea esperamos poder contar con tu colaboración. No olvides que tu presencia, cada jueves, en la sala nos insufla el aliento necesario para seguir respirando, a la vez que constituye un alivio imprescindible para nuestra menguada caja de resistencia.


EMISIÓN DE BONOS

El bono de socio sigue siendo de 50 €, e incluye 12 sesiones del Gallinero más 5 de la Filmoteca, con una validez estimada hasta el 7 de febrero (incluído) si los vientos soplan de cola.
El corral ha decidido seguir manteniendo los mismos precios: la entrada ordinaria 5 euretes de nada en pelis del Gallinero, y los míseros 3 las de Filmoteca. Al socio le sale un a priori por peli de 2,94 napos, menos de la mitad de la media nacional del año pasado y a años luz de la media europea. Un jodid... verdadero regalo, que además supuso el ahorro para el socio de casi 50 napos en la pasada temporada.
Los bonos los podéis adquirir el mismo jueves en taquilla o bien hacer un ingreso en nuestra cuenta corriente en OpenBank, entidad online que no nos genera comisiones y cuyo código a saber es: IBAN ES67 0073 0100 5805 0528 4861.





Película 443 / Año XVI

Filmoteca de Extremadura
Programación de cine itinerante por  núcleos rurales extremeños en colaboración con 
CineClub "El Gallinero"

Invitación de boda
20 de Septiembre/2018
Sala Avenida/Jaraíz
201:30 Horas



DIRECTOR 

Annemerie Jacir

GUIÓN: Annemerie Jacir

FOTOGRAFÍA: Antoine Heberlé

REPARTO: Claes  Saleh Bakri, Mohammed Bakri, Maria Zreik

GÉNERO:   Comedia. Drama | Comedia negra 

DURACIÓN: 90 Min.

PAÍS: Palestina     AÑO:  2017

GÉNERO: Drama / Road movie



SINOPSIS

Abu Shadi, de 60 años, vive en Nazareth, y es padre divorciado y profesor de escuela. Su hija se va a casar y Abu tiene que vivir solo hasta que su hijo, un arquitecto que vive en Roma desde hace muchos años, llegue para ayudarlo con la preparación de la boda. Como exige la tradición palestina local, tienen que entregar la invitación a cada invitado personalmente. Mientras padre e hijo, apenas unos desconocidos, pasan unos días juntos, su frágil relación se verá puesta a prueba.

¿Quién es quién?

Annemarie Jacir (Belén, 1974)

Nacida en el seno de una de las más antiguas familias árabes cristianas de Belén, en Cisjordania, su familia se arruinó en la crisis de los años 1930, y su padre se crio en un ambiente modesto. Trabajó para la UNRWA, la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo, y emigró con su familia a Riad, en Arabia Saudí. Cuando Annemarie tenía 16 años, sus padres la mandaron a un instituto femenino privado de Dallas, en los Estados Unidos, para luego cursar estudios universitarios en California. Se trasladó luego a Nueva York para estudiar cine en la Universidad de Columbia. Regresó a Palestina tras finalizar sus estudios.
Ha trabajado en el cine independiente desde 1994 y ha escrito, dirigido y producido varias películas ganadoras de premios como “Hasta cuándo”, “Algunas migajas para los pájaros” o “Una Historia post-Oslo”. Fue escogida una de las 25 personas más importantes en el cine independiente por la revista Filmmaker magazine. 

Su cortometraje, "Todo son impedimentos" (2003), considerada una de las diez mejores películas de 2003,  fue el primer cortometraje en ser escogido para competir en el Festival Internacional de Cine de Cannes y ha ganado en diversas competiciones internacionales más de 15 premios. La película trata de una ficción cinematográfica que con ironía pone en duda la obstáculos interpuestos por la ocupación Israelí al paso de un equipo de rodaje.

En 2007, Jacir realizó el primer largometraje rodado por una directora palestina, “La sal de este mar”, la historia de una refugiada que vuelve a su país. La película, lanzada en 2008, fue la película que presentó la Autoridad Palestina a los Oscar de ese año como candidata a Mejor película de habla no inglesa.​ Su siguiente película, “Al verte” (2012), también fue la propuesta de Palestina para la edición de 2013 de los Oscar y fue premiada con el premio NETPAC (Network for the Promotion of Asian Cinema) en el Festival de Cine de Berlín​ y el premio a la Mejor Película Árabe en el Festival de Cine de Abu Dabi 2012.​

Las obras poéticas de Annemarie Jacir, así como sus relatos, han sido publicados en numerosas publicaciones literarias y antologías de habla inglesa y en La poesía de la mujer inglesa y ha leído junto al poeta Amiri Baraka. Ha ganado varios premios de escritura de guiones y fue finalista del Grand Prix du Meilleur Scénariste de París en 2007 por el guion de La sal de este mar.7​

Es cofundadora de la productora Philistine Films, dedicada a películas relacionadas con el mundo árabe, y del proyecto «Dreams of a Nation» para la conservación y la promoción del cine palestino.​

Reside en Amán, Jordania, después de que en 2008 las autoridades israelíes le prohibieran entrar en Cisjordania y volver a su hogar.​ 


Largo viaje sin salir de casa

Nazaret, la ciudad de Israel con mayor población árabe, es el escenario perfecto para una película de carretera en la que los personajes avanzan en lo moral mientras no dejan de dar vueltas en lo físico. Los conflictos internos, de familia, entre un padre y un hijo que reparten invitaciones de boda, entregadas en mano, sin mediación, como manda la tradición palestina, ejercen de metonimia ideal de los conflictos externos, los que surgen entre las diferentes tradiciones de la ciudad, en lo político, en lo religioso, en lo social.
En su tercer largometraje, Annemarie Jacir, palestina de Belén, ha compuesto una road movie clásica en la que no es necesario salir de la ciudad para que se cumplan sus esencias. Como mandan los cánones del subgénero, cada encuentro, cada visita a amigos y familiares, muestra una microhistoria personal, un modelo de relación entre iguales y entre diferentes, un prototipo de los conflictivos vínculos en una ciudad diversa, trascendiendo de este modo desde lo particular hasta lo universal.
Jacir, que ha dado un gran salto de calidad desde su ópera prima, “La sal de este mar” (2008), también estrenada en España, logra una película fascinante ambientada durante buena parte de su metraje en el interior de un coche. Un reducto donde padre e hijo reflexionan sobre la oportunidad de marcharse y la necesidad de quedarse en una ciudad que nunca los acogió, pero que también es suya. Tradición y modernidad, en continua pugna, aunque entrelazadas como los dedos de dos personas que se aman, que saben mirarse a los ojos y comprender lo que hay dentro. Una fuerza del cariño comandada por dos actores excelentes, Mohammad y Saleh Bakri, padre e hijo en la vida real, forjadores de una bella calma entre el nervio de una ciudad (im)posible.
Sin las desorientaciones de verosimilitud de La sal de este mar, historia de amor que ya se centraba en el mismo subtexto —la colisión entre el que aspira a respirar fuera del conflicto-palestino israelí y el que aún cree que se pueden cambiar las cosas desde dentro—, Invitación de boda, drama con apuntes de comedia premiado en Locarno y Mar del Plata, es una de esas películas para vivir, aprender y soñar. De apariencia sencilla y mensaje complejo, que se escucha y se huele, y que se mantiene firme sobre una línea de corte humanista, tan necesaria en estos tiempos de constante desequilibrio.

(Javier Ocaña: El País)





jueves, 13 de septiembre de 2018

Vuelta al corral - Inicio Temporada XVI

Vuelta al corral



Tras la estampida hacia la ociosidad del verano, que dejamos servida en sala con los colores pastel de The Florida Project, los paseos en bici de Call me by... y la indolencia viciosa de La piscina –en las sedes de Filmoteca–,  el género gallinae reaparece por la tierra vera y el cineclub vuelve a emprender la marcha, el próximo jueves 20 de septiembre, afrontando la singladura de su XVIª temporada.


Iniciamos la reentrada al rebufo de la primera aportación de Filmoteca, como ya es costumbre, para dar paso a una programación que tratará de ofreceros una selección del mejor cine de autor de estreno y de aquellas perlas rezagadas que sería pecado no darte, los clásicos impepinables, los tesoros del Circuito Itinerante de la Filmoteca de Extremadura, las colaboraciones con entidades y asociaciones del mundo cinematográfico, las muestras de cortos y todas las sorpresas por descubrir que traigamos bajo el ala.

Porque ese será el objetivo primordial de la recién instituída Junta de Ojeadores, el nuevo comité de sabios que patrullará los cielos del séptimo arte, recogerá propuestas y sugerencias y velará por la felicidad artística de la comunidad, que es en definitiva la consecución de tu plenitud como espécimen fílmico alado. Todo el cebado se atenderá siguiendo los mejores criterios de selección, observados con minuciosidad y esmero en una tarea de patos chinos que estos paladines desempeñarán con diligencia y gusto –tal es el arrojo–, para que la dosis semanal de buen cine de autor te sea administrada sin que tengas que mover ni una sola pluma. Y, créenos, te van a cebar.

Así que, sin mayores preliminares, te adelantamos el calendario de lo que se avecina en este prometedor horizonte de magníficas películas:

20 Septiembre - Wajib (Invitación de boda) de Annemarie Jacir. Filmoteca. Drama.
27 Septiembre - Happy End de Michael Haneke. CC. Comedia dramática.
4 Octubre - Casi 40 de David Trueba. CC. Comedia.
11 Octubre-  Western de Valeska Grisebach. CC. Drama.

Te recordamos que puedes consultar la programación en los eventos de nuestro facebook o en la Incubadora del blog.



De momento, podéis ir agradeciendo ya que os hayan invitado a esta boda: Wajib será la encargada de abrir el tinglado sumando la película 443 al historial del cineclub, una propuesta que se barajó ya durante los calores finales de la pasada temporada, y que presenta una fascinante y perspicaz superposición de retratos que perfilan una sociedad atrapada entre las tradiciones y las sombras del conflicto árabe-israelí entorno a los preparativos de una boda, que compitió en el Festival de Locarno y ganó como película y actor en el del Mar del Plata.

Novedades o artículos de coña

La junta de pájaros reunidos recientemente acordó los usos y costumbres para el año.

La primera emisión del bono de socio sigue siendo de 50 €, e incluye 12 sesiones del Gallinero más 5 de la Filmoteca, con una validez estimada hasta el 7 de febrero (incluído) si los vientos soplan de cola. A este respecto, volvemos a citar al anterior secretario para recordar "el carácter filantrópico y de mecenazgo" como aspecto fundamental del bono, además del derecho de ser socio con voz y voto para las decisiones asamblearias.

Atentos al horario de invierno: como de costumbre, las proyecciones comenzarán a las 20:30 de cada jueves.

El corral ha decidido seguir manteniendo los mismos precios desde hace varios años: las entradas para no socios siguen saliendo por 5 euretes de nada en pelis del Gallinero, y los míseros 3 las de Filmoteca. Al socio le sale un a priori por peli de 2,94 napos, menos de la mitad de la media nacional del año pasado y a años luz de la media europea. Un jodid... verdadero regalo, que además supuso el ahorro para el socio de casi 50 napos en la pasada temporada (próximamente publicaremos informe). Si a este espaldarazo para la buena marcha de vuestra economía doméstica le sumáis la satisfacción de contribuir al esfuerzo de guerra –pues sabed que la batalla del arte se está librando a las puertas de vuestra granja–, ya podéis ir escogiendo bando; deducid cuál cantará más afinado.

Respecto a la ingesta de crema, sabed que los bonos los podéis adquirir el mismo jueves en taquilla o bien hacer un ingreso en nuestra cuenta corriente en OpenBank, una entidad online que no nos genera comisiones y cuyo código a saber es: IBAN ES67 0073 0100 5805 0528 4861.


Toda la liturgia del espectáculo compartido tendrá lugar como siempre en las ruinas de nuestro templo del conocimiento: Sala Avenida, Jaraíz de la Vera, Cáceres, bla bla bla. Esperemos que los dioses y las lluvias tengan piedad del Arte, y despierten a tiempo la conciencia de los potentados.

Id reservando las tardes del jueves en vuestra agenda y preparaos para ser sorprendidos por historias contadas bajo la particular mirada del cine de autor, gráciles voladores de la pradera.

Salud y buena cosecha. Y recuerda: