miércoles, 14 de diciembre de 2005

Película 59 # Año 3


Oldboy

Miércoles 14/Jueves 15-Diciembre/2005
Sala Avenida/Jaraíz
21:00 Horas


DIRECTOR

Park Chan-wook

GUIÓN:  Park Chan-wook, Hwang Jo-yoon (Manga: Nobuaki Minegishi)

MÚSICA: Jo Yeong-wook

FOTOGRAFÍA: Chung Chung-hoon

REPARTO: Choi Min-sik, Yoo Ji-tae, Kang Hye-jung, Ji Dae-han, Oh Dal-su, Kim Byung-ok, Lee Seung-shin, Yoon Jin-seo, Oh Tae-kyung, Yoo Yeon-seok, Lee Mi-mi

GÉNERO: Thriller. Intriga | Secuestros / Desapariciones. Venganza. Manga. Película de culto. Live-Action

DURACIÓN: 120 Min.   PAÍS: Corea del Sur    


SINOPSIS

Dae-Su es un hombre de negocios que, sin motivo aparente, es secuestrado y confinado en una celda con la única compañía de un televisor. Quince años más tarde, es liberado junto a una gran cantidad de dinero y un teléfono celular.Su captor le ofrece cinco días para intentar averiguar la causa de su encierro y, de lograrlo, le promete que se suicidará. Si no es capaz, matará a la única persona que Dae-Su ama.


¿Quién es quién?
Pak Chan-uk (Seúl-1963), a menudo llamado Park Chan-wook o Chan-wook Park, es un director, guionista y productor de cine surcoreano. Uno de los cineastas más aclamados y populares de su país natal, Park es conocido por, entre otras, Sympathy for Mr. Vengeance (2002), Oldboy (2003)

Sus películas se caracterizan por sus encuadres exactos, el uso del humor negro y, frecuentemente, los temas violentos.

Park nació y creció en Seúl, y realizó estudios universitarios en el Departamento de Filosofía de la Universidad de Sogang,​ donde inició un club cinematográfico llamado "Comunidad fílmica de Sogang", y publicó diversos artículos sobre cine contemporáneo. Originalmente, deseaba ser un crítico de arte, pero después de ver Vértigo, tomó la resolución de convertirse en cineasta. Tras graduarse, escribió artículos sobre el cine para periódicos, y pronto se convirtió en asistente de dirección de películas como Khamdong, dirigida por Yu Yeong-Jin y A Sketch of a Rainy Day (1988), dirigida por Kwak Jae-yong.

En 1992 escribió y dirigió su primera película, Moon is the Sun's Dream, seguida de Saminjo (Trío) en 1997 y del cortometraje Simpan (Judgment) en 1999. Ninguna de estas películas tuvo mucho éxito, ni comercial ni entre la crítica, por lo que optó por dedicarse a la crítica de cine para ganarse el sustento.

En el 2000, dirigió Joint Security Area, la cual tuvo un importante éxito comercial y crítico, incluso sobrepasando a Shiri, de Kang Je-gyu, como la película de producción surcoreana más vista, y su éxito catapultó a Park rápidamente al estrellato, lo que le otorgó la libertad creativa suficiente para producir su siguiente película: Sympathy for Mr. Vengeance (2002), con la que inició lo que después se conocería como su Trilogía de la venganza.

Después de ganar el Grand Prix en el Festival de Cannes del 2004, por Oldboy, un periodista le preguntó la razón de que en sus películas la venganza fuera un tema recurrente, a lo que Park contestó señalando que había decidido hacer tres producciones consecutivas que tuvieran la venganza como tema central, y añadió que sus películas tratan sobre su completa futilidad y de cómo esta causa estragos en las vidas de todos los que intervienen.

En una entrevista en 2004, por el Hollywood Reporter, Park citó a Sófocles, Shakespeare, Kafka, Dostoyevski, Balzac y Kurt Vonnegut como las principales influencias en su carrera. 



Y me parece a mi

 
Ya te acordarás, ya.

Es posible que Oldboy fuera mi primera película coreana. Llegó a nuestro Cineclub (El Gallinero) una semana antes de las navidades del 2005 sin demasiada expectación. Desconocíamos quién era Park Chan-wook, aunque pronto supimos que un año antes, de esta vendetta sinfónica, había dirigido la primera obra de su trilogía de la venganza: Sympathy for Mr. Vengeance; nada despreciable como pudimos apreciar de manera inmediata. El fogonazo que causó en la Sala Avenida fue espectacular. Pilló al personal con la guardia baja, sin temer el punch de un cineasta que narraba un suceso largo, y planificado al milímetro, sobre una revisión histórica de un hecho desafortunado.

Las dos horas fueron, un fascinante espacio de tiempo con mínimo parpadeo. Pocas veces te encuentras un guión tan elaborado, tan intrigante y con un encaje tan perfecto; hasta el punto que no te permite la más pequeña distracción.
Me niego en esta crítica a dar más pautas o referencias sobre lo mucho que acontece. A ser posible, hay que llegar virgen a los créditos iniciales, de esa forma conseguiréis ese sorpresivo y arrebatador orgasmo que llena la cabeza de fuegos artificiales.

En la vida, parte de las mejores cosas vienen sin planificarlas y cuando acontece ese momento inesperado, una luz queda encendida de manera permanente en el altar de la memoria. O esto, o un K.O. gozoso, fue el resultado afortunado de mi primer encontronazo con un film coreano.
 Jaht 



Tal como éramos























Actas






Estaba pasando
  • Bachelet anuncia que reformará el sistema electoral chileno si es elegida presidenta
El método, vestigio de la dictadura, reparte los escaños entre los dos partidos mayoritarios
  • Los iraquíes eligen hoy el primer Parlamento tras Sadam Husein
Los partidos religiosos chiíes temen un fuerte ascenso electoral del ex primer ministro Alaui
  • Zapatero acusa a Rajoy de falta de "decoro" por atacarle con el terrorismo
El líder del PP tilda la política antiterrorista del Ejecutivo de "turbia, equívoca y oscura"
  • El PSOE logra el apoyo de la mayoría de los grupos para aprobar hoy la LOE
IU, CiU, ERC y Coalición Canaria votarán a favor, mientras que el PP se opondrá
  • Carod afirma que el PSOE está "acojonado" por los efectos de la estrategia del PP
El presidente de ERC le recuerda a los socialistas que su partido "tiene 650.000 votos, el doble de los que tiene Rodríguez Ibarra en Extremadura"