lunes, 6 de diciembre de 2010

Pelicula # 221 - Año 8


NADIE SABE NADA DE GATOS PERSAS
9 y 10 de Diciembre
Sala Avenida - Jaraíz
21:00 Horas



DIRECTOR      Bahman Ghobadi

GUIÓN     Bahman Ghobadi, Hossein Mortezaeiyan, Roxana Saberi
MÚSICA     Varios
FOTOGRAFÍA     Turaj Mansuri
REPARTO     Hamed Behdad, Ashkan Koohzad, Negar Shaghaghi
PREMIOS     2009: Cannes: Premio Especial del Jurado (sección Una Cierta Mirada)
GÉNERO     Drama | Música
AÑO      2009   
DURACIÓN     106 min.
PAÍS      Irán 

SINOPSIS

Dos jóvenes músicos ―un hombre y una mujer― que acaban de salir de la cárcel deciden formar un grupo musical. Juntos, exploran el submundo del Teherán contemporáneo en busca de otros intérpretes. Cuando las autoridades les prohíben cantar en Irán, planean escapar de su existencia clandestina y sueñan con actuar en Europa, pero, sin dinero y sin pasaportes, no será fácil...



Bahman Ghobadi


Bahman Ghobadi nació en 1969 en Baneh, Irán, y estudió Cinematografía en Teherán. Empezó trabajando como fotógrafo industrial, además de rodar varios cortos en 8 mm y en vídeo. Entre 1995 y 1999 los cortos “God’s Fish”, “Again Rain with the Melody”, “This Man Has Arrived” y “Life in Fog” fueron galardonados con numerosos premios. En 1999 trabajó como ayudante de dirección con el realizador Abbas Kiarostami, antes de rodar su primer largo, Época de caballos borrachos, por la que ganó la Caméra d´Or en el Festival de Cannes. En 2004 obtuvo la Concha de Oro del Festival de Donosti/San Sebastián por Las tortugas también vuelan.

Sus películas:

* Nadie sabe nada de gatos persas (2009) -221-
    * Half moon (Media luna) (2006) -164-
    * Las tortugas también vuelan (2004) -
54-

    * Daf (2003)
    * Canciones de la tierra de mi madre (2002)
    * A time for drunken horses (2000)
    * Life in fog (1999)

Reseñadas y con su número de proyección aquellas que han pasado por El Gallinero.

Y me parece a mi

Ahuyentar el miedo con las guitarras 

El poder, desde tiempos inmemoriales, rechaza todo aquello que no puede controlar o manipular. De ahí que las artes libres, en este caso la música, no sean santo de la devoción de quienes mandan: demasiado libres de espíritu quienes crean a partir de las siete notas como para facilitarles las cosas y el movimiento, demasiado peligrosos aquellos que maquinan letras y ritmos; ¡caiga sobre ellos la mayor de las represiones!

Cuando líneas arriba me he referido al poder, también incluía la religión, ese ponzoñoso tentáculo, a veces; columna vertebral, en otras ocasiones, del omnímodo monstruo totalitario o globalizador. Los jóvenes, a no ser que se traguen sus principios rebeldes, lo tienen mal en cualquier parte (¡que se lo pregunten a la legión de parados españoles!); pero los iraníes, oprimidos por gobiernos con rosario, necesitan, para poder respirar, correr en la noche zigzagueando campos de minas.

Bahman Ghobadi, que alcanzara el punto de la excelencia con "Las tortugas también vuelan", nos lleva en moto por las calles de Teherán para descubrirnos nidos de resistencia intelectual; como ya lo hiciera en su día Benito Zambrano con "Habana Blues"; aunque es preciso reseñar mayor idealismo en los gatos persas, que en los buenos músicos cubanos sedientos de reconocimiento internacional.


Sin tanta carga épica, no me resisto a reivindicar a los chavales de cualquier pueblo de España que no disponen de lugar alguno para ensayo y son perseguidos por ruidosos. También rompo una lanza por los músicos callejeros a quienes se les está empezando a aplicar aquella vieja ley de Franco, la que servía para todo, sí, la de "vagos y maleantes"
 Jaht
La nota media de ...Gatos Persas, según puntuación de nuestros seguidores fue: 9,40
63 Asistentes


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada