jueves, 15 de febrero de 2007

Película 101 # Año 4


La escurridiza, o cómo esquivar el amor
Jueves 15/Viernes 16 -Febrero 2007
Sala Avenida/Jaraíz
21:00 Horas



DIRECTOR

Abdellatif Kechiche

GUIÓN: Abdellatif Kechiche, Ghalya Lacroix

MÚSICA: Varios

FOTOGRAFÍA: Lubomir Bakchev

REPARTO: Osman Elkharraz, Sara Forestier, Sabrina Ouazani, Hajar Hamlili, Rachid Hami, Nanou Benahmou, Carole Franck 

GÉNERO:   Romance. Drama | Drama romántico. Adolescencia 

DURACIÓN: 117 Min.

PAÍS: Francia 




SINOPSIS

En un suburbio de París con viviendas de protección oficial, la cámara de Kechiche sigue a un grupo de chicos que viven las batallas típicas de la edad. Se trata de una mirada nueva y fresca de los suburbios franceses que han protagonizado recientemente unas violentas revueltas que han puesto en jaque a la sociedad francesa.



¿Quién es quién?

   Abdellatif Kechiche (Túnez, 17 de diciembre de 1960) es un actor, director de cine y guionista franco-tunecino. Su ópera prima como director fue La culpa la tiene Voltaire (La Faute à Voltaire), del 2000. También ha dirigido La escurridiza (L'Esquive), que obtuvo los premios César al mejor director y al mejor filme.

Sara Forestier (nacida el 4 de octubre de 1986) es una actriz, directora de cine y guionista francesa, de origen danés (Copenhague), que se estrenó con esta película, consiguiendo el César 2004 a la actriz más prometedora.



Y me parece a mi 

Otros Romeos y otras Julietas

En una comunidad de barrios parisinos con olor a cuscús y legumbres, alejados del "Chanel" y los "Louis Vuitton", un grupo de adolescentes viven sus días más inciertos y dubitativos con el amor de fondo y el teatro de excusa.

El tunecino Abdel Kechiche se introduce por las grietas suburbiales para presenciar en primera fila el deambular de los jóvenes residentes, escupidos a la calle por la poca confortabilidad de sus pisos-jaula y por la escasa relación familiar (separaciones, horarios de trabajo...).
Interesante el planteamiento del director al colocar el amor, como si de un pañuelo rojo se tratase, en el centro de la soga de la que tironean los dos jóvenes protagonistas. El objetivo de él es aprehenderlo, como única solución, para rellenar su vacío existencial; el de ella es considerarlo un objeto valioso, atractivo, pero más peligroso que eficiente y, sin duda, un freno para sus futuras libertades.
Krimo es instinto y corazón. Lydia, una elegante y reflexiva gacela.
Jaht 





jueves, 8 de febrero de 2007

Película 100 # Año 4

 Alatriste

(El Capitán Alatriste)

Jueves 8/Viernes 9 - Febrero/2007

Sala Avenida / Jaraíz 

21:00 Horas


DIRECTOR

Agustín Díaz Yanes
 
GUIÓN: Agustín Díaz Yanes (Nov.: Arturo Pérez-Reverte)
 
MÚSICA: Roque Baños
 
FOTOGRAFÍA: Paco Femenía
 
REPARTO: Viggo Mortensen, Elena Anaya, Unax Ugalde, Eduard Fernández, Enrico Lo Verso, Eduardo Noriega, Juan Echanove, Ariadna Gil, Antonio Dechent, Javier Cámara, Blanca Portillo, Pilar López de Ayala, Pilar Bardem, Cristina Marcos, Francesc Garrido, Nadia de Santiago, Álex O'Dogherty, Carlos Bardem, Nicolás Belmonte, Nacho Pérez, Paco Tous
 
GÉNERO: Aventuras. Acción. Drama | Histórico. Siglo XVII. Capa y espada
 DURACIÓN: 140 Min.  PAÍS: España 
 
 
 
SINOPSIS 
 
España Imperial, siglo XVII. Diego Alatriste, valeroso soldado al servicio de su majestad, combate en la guerra de Flandes. En una emboscada de los holandeses, Balboa, su amigo y compañero de armas, cae herido de muerte y le hace una petición que Alatriste promete cumplir: cuidar de su hijo Íñigo y alejarlo del oficio de las armas. Posteriormente, Alatriste, que malvive alquilando su espada, es contratado junto a otro mercenario, el italiano Gualterio Malatesta, para dar muerte a dos misteriosos personajes que viajan de incógnito a Madrid.
 
 

¿Quién es quién?

Agustín Díaz Yanes (Madrid-1950) es un director de cine, guionista y novelista español.
Su reputación como guionista y las amistades que cultivó le permitieron rodar la película Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto en 1995, que le valió dos Premios Goya: por el guion y la dirección. Después del éxito de su primera película preparó el guion de Madrid Sur, un filme de ciencia-ficción que no pudo ser rodado por falta de financiación.


En 2001 juntó a Penélope Cruz y a Victoria Abril en su película Sin noticias de Dios, que fue nominada a once Goyas. 




Y me parece a mi

Mejor Don Diego que Don Arturo

Posiblemente, los mismos que consideran que compendiar cinco tomos (ya son ocho) en 140 minutos es misión imposible, hubieran pedido un esfuerzo mayor de concreción a Díaz Yanes si hubiera decidido contar la historia del capitán en dos o tres entregas, argumentando que se servía de la paja para rellenar, y que buscaba el fácil negocio de las sagas. Es cierto que nos volvemos muy exquisitos, en este país, cuando el proyecto cinematográfico es obra de los nuestros; y yo, que estoy muy a favor de la autocrítica, también veo que apuntamos toda la fusilería a un solo lugar, dejando desguarnecidos tantos flancos que nos interesaría más apuntalar: mayor apoyo a la cultura, desde todos los ámbitos; menos veneno socio-político (ahora lo denominan crispación) contra quienes se resisten al pensamiento único y piensan diferente; cultivar más la benevolencia y menos el convencimiento de que hay intencionalidades malévolas tras cualquier intento de libre expresión...
Esta reflexión, que no es la primera vez que hago en voz alta, viene tras leer un gran número de críticas vertidas en Filmaffinity, un lugar acogedor en el que afortunadamente abundan más las yerbabuenas y la educación.

La novela histórica de Pérez Reverte, que cuenta los sucesos que acontecen en la vida de Diego Alatriste, allá por el denominado Siglo de Oro (XVII) es adaptada por el director madrileño, poniendo énfasis en las intrigas palaciegas, la guerra de Flandes y la corrupción y decadencia que se respiraba por las calles de la capital.
Pasaban muchas cosas, sí, y el realizador las ordena, para algunos, de forma precipitada. Los acontecimientos, no obstante, acaban inundando hasta las vidas más tranquilas, y el oficio de un mercenario en los tercios es de todo menos sosegado y prudente.
Y hablando de templanza, tal vez habría de pedir algo más de esta cualidad al padre de Don Diego, que no es otro que el miembro cartagenero de la Real Academia Española. Si algo nos sobra en este país, es mala leche y desvergüenza.
Jaht