martes, 24 de marzo de 2009

Película #173



Un Novio Para Yasmina
2 y 3 de Abril
Sala Avenida - Jaraíz
21:30 hrs


Director: Irene Cardona Bacas
Intérpretes: Sanaa Aloui, José Luis García Pérez, María Luisa Borruel, Francisco Olmo
Título en VO: Un novio para Yasmina
País: España, Marruecos
Año: 2008
Fecha de estreno: 11-07-2008
Duración: 92 min.
Género: Comedia
Color o en B/N: Color
Guión: Irene Cardona Bacas, Nuria Villazán
Montaje: Jorge BerzosaFotografía: Ernesto Herrera Música: Óscar López-Plaza




Sinopsis argumental
Yasmina (Sanaa Alaoui) es una chica marroquí que busca integrarse en el pequeño pueblo extremeño al que llega buscando libertad. Decidida a terminar su carrera, la joven encuentra su sitio en una asociación de inmigrantes llena de gente de lo más peculiar. La integración plena, de todos modos, solo llegará con una boda.


Entre la comedia de enredo y el documento realista, "Un novio para Yasmina" da cuenta de los gestos solidarios y las historias de amor y amistad que provoca la presencia de inmigrantes en nuestro país.


Alpiste
"Apoyada en la realidad de una asociación de acogida de emigrantes española, la película tratará con muy poco (700.000 euros de presupuesto) de hacernos entrar en el mundo de la mujer emigrante muy lejana a la que en un principio se puede tener de ella en la sociedad actual que nos rodea. Así pues, hablamos de un film reflexivo, que tratará de hacer ver, y que no pretenderá ni la risa floja, ni el drama simple, sino algo más, la entereza moral y el pensamiento sincero."
Wiliam Munny. Precríticas

La película será adaptada como serie para su emisión en televisión.


La directora y la guionista

"Un novio para Yasmina" es una comedia romántica que esconde un cuento moral, una fábula veraniega que habla de la convivencia entre personas diferentes y de cómo las convenciones sociales y los prejuicios condicionan las relaciones personales.

Directora y guionista junto a Nuria Villazán de "Un novio para Yasmina", Irene Cardona nació en Cáceres en 1973 y vivió en Navalmoral hasta los 18 años Eestudió Imagen en la Universidad Complutense de Madrid y Guión y Dirección en la Escuela de San Antonio de los Baños (Cuba), además de interpretación con Juan Carlos Corazza.
Forma parte del equipo de analistas y docentes de abcguionistas y guionistas del programa de TVE "Versión española".
Irene Cardona y Nuria Villazán llevaron su proyecto al I Taller profesional “Reescritura estratégica del guión cinematográfico” de abcguionistas en el marco del programa formativo “Un verano de Guión”, en julio de 2006.
Un año después, la película se configuró como una coproducción hispano-marroquí y se rodó en Extremadura, inspirada en una asociación de acogida de emigrantes que hay en Navalmoral de la Mata llamada 'Cáceres acoge'.
Antes de este primer largometraje se dio a conocer con varios cortos: Varada, Las Cigüeñas, La Batalla de Badajoz y Después de la Batalla.


"La propuesta estética se basa en una concepción del realismo como búsqueda de la verdad en la emoción y en la acción dramática, más que como mero esfuerzo de representación naturalista."


Estilos de canto

"Resulta intrascendente, superficial e incluso ingenua. (...) el inconveniente principal de la película proviene de la excesiva querencia de su creadora por no molestar a nadie, en pasar de puntillas por los aspectos más polémicos"
Javier Ocaña - Diario El País

"Ligera y equilibrada, pero no superficial y esquemática, imprevisible como el futuro de sus personajes, también demuestra que se puede hacer (buen) cine sin estrellas. (...)
Pere Vall - Fotogramas

"Una película tan pequeña y carente de pretensiones moralistas como realista,
sensible y sentida. (...) "
Alberto Luchini - Diario El Mundo


Y ME PARECE A MI
Limpia mirada

¡Por fin!, un habitante de estas latitudes (Extremadura) hace una película. Sólo por eso merecería la pena, por exótico. Pero es que resulta que hay más: Irene Cardona nos presenta su trabajo desde la humildad, desde la tierra y desde el día a día y por eso rezuma sinceridad.
Nos aproxima a un serio problema, no al de la inmigración, sino al que tienen los inmigrantes, sin grandes alarmas, con sosiego; dejándonos ver que los encuentros no son tan complicados, sólo hay que querer.

Película sencilla, social, con la única pretensión (bendita pretensión) de contaminar humanidad y entendimiento. No sólo resulta totalmente creíble, los que vivimos en la zona, sabemos que lo que se cuenta es nuestra cotidianidad y la de los marroquíes...y nos parecemos más de lo que creemos.
Jaht


CACAREOS (continuación)
El quinto día, de esta nueva era, fue Domingo y hubo comentarios poco amables sobre la profesionalidad de algunos autónomos; ya que la tía Argimira decidió ir a misa, como había hecho durante toda su vida, en lugar de abrir el kiosco. Inexplicablemente ese día la Iglesia estaba semivacía y el párroco, rebosante de ira, lanzaba rayos desde el púlpito que atravesando los gruesos muros se disolvían en canoros trinos y polícromas mariposas al llegar a la Plaza del Ayuntamiento y sus tabernas. Allí la gente, relajada, charlaba, tomaba el sol, se divertía… e incluso, ventoseaba con estentórea naturalidad bajo el blasón patrio. En la homilía, que iba sobre becerros de oro, algunas de las rapaces miradas del cura y algún dedo acusador tuvieron como objetivo a la quiosquera que, abochornada, recomponía su velo y se hacía cruces, sin entender nada.
Sobre los ingredientes que conformaban las codiciadas tabletas había muchas hipótesis: ¿miel, pimentón, flores, leche de burra, vino dulce, agua de azahar, agua bendita, aguardiente de pepinillo…? Todos coincidían en que limón llevaban (…a saber qué tipo, de qué huerto y en qué proporción) y que los componentes no podían ser ni caros, ni exóticos; ya que los caramelos costaban cinco pesetas y la Argimira ni salía del pueblo, ni tenía contacto con nadie del exterior. Ella siempre había sido muy secretaria para lo suyo, así pues, por ese lado iba a ser difícil averiguar la fórmula. Ni el Lucas, que la pretendió años después de quedar viuda joven, pudo saber nunca qué había en los botes de la alacena; sólo contó que era muy hacendosa y nunca cataba nada de lo que hacía. Algunos corrillos, al verla pasar, rumiaron con preocupación que había sido muy buena moza, aunque machorra (estéril), pero ahora estaba muy desmejorada.
¡Y razón tenían en alarmarse!. La mañana que dejamos al “Vinagre” y los otros haciendo cola, la tía dulcera no apareció.
Lo que sigue es una nota policial : “Hallada muerta en su domicilio de Praderilla mujer de, al parecer, 72 años, aunque con apariencia física de 30. Desnuda, si bien forrada meticulosamente toda ella con papel de plata, rojo en su exterior, simulando una segunda piel. Sonrisa deslumbrante y dulce mirada que nos hizo, en un primer momento, dudar del óbito. Posible causa de la muerte: ingestión voluntaria de una enorme cantidad de pastillas acarameladas; incorporamos tres únicos sobrantes al auto para estudio en laboratorio”.
Jaht


Picoteando en corral ajeno

3 comentarios:

  1. Sublime, amigos, el regalo literario que nos ofrece esta semana Jaht; había que decirlo.
    Me he deleitado con sus bienhallados vocablos y los pasajes de su estilo me han tenido en vilo hasta la resolución del cuento.
    Magistral.
    Habrá que darte una sección propia para el uso y disfrute de esas pequeñas joyas.

    ResponderEliminar
  2. ¡Por fin!, un habitante de estas latitudes (Extremadura) hace una película. Sólo por eso merecería la pena, por exótico. Pero es que resulta que hay más: Irene Cardona nos presenta su trabajo desde la humildad, desde la tierra y desde el día a día y por eso rezuma sinceridad.
    Nos aproxima a un serio problema, no al de la inmigración, sino al que tienen los inmigrantes, sin grandes alarmas, con sosiego; dejándonos ver que los encuentros no son tan complicados, sólo hay que querer.

    Película sencilla, social, con la única pretensión (bendita pretensión) de contaminar humanidad y entendimiento.No sólo resulta totalmente creíble, los que vivimos en la zona, sabemos que lo que se cuenta es nuestra cotidianidad y la de los marroquíes...y nos parecemos más de lo que creemos.

    ResponderEliminar
  3. El Jarandillano6/4/09 23:25

    Pues me he quedado con bastantes cosas, no creas, ..Y cuando la otra abre la puerta y los ve allí a los otros dos:¡Hale al asunto!. También lo del baile de la boda y el convite estaba muy bonito. Y lo del otro hombre, el de las barbas que no le gustaba trabajar, ¡toma, ni a mí tampoco!. Y yo creo, amiguete, que algunos de los que salían en la película vienen aquí al mercadillo.

    ResponderEliminar