miércoles, 4 de enero de 2006

Película #62

CODIGO 46
4 y 5 de Enero de Enero de 2006
Sala Avenida
Jaraíz de la Vera

Dirección: Michael Winterbottom.
País: Reino Unido.
Año: 2003.
Duración: 92 min.
Género: Thriller, ciencia-ficción.
Interpretación: Tim Robbins (William), Samantha Morton (María), Om Puri (Backland), Jeanne Balibar (Sylvie), Emil Marwa (Mohan), Nina Fog (Wole), Bruno Lastra (Bikku), Christopher Simpson (Paul), David Fahm (Damian Alekan), Nina Sosanya (Anya).
Guión: Frank Cottrell Boyce.
Producción: Andrew Eaton.
Música: The Free Association.
Fotografía: Alwin H. Kuchler y Marcel Zyskind.
Montaje: Peter Christelis.
Diseño de producción: Mark Tildesley.
Dirección artística: Mark Digby y Denis Schnegg.
Vestuario: Natalie Ward.
Estreno en Reino Unido: 17 Sept. 2004.
Estreno en España: 22 Abril 2005.


Michael Winterbottom nació en Blackburn y realizó sus estudios en Oxford, Bristol y Londres. Debutó como director con dos documentales sobre Ingmar Bergman, galardonados con el Premio al Mejor Documental en el Festival de Cine de Valladolid.

Filmografía

* Genova (2009) Director, Guionista, Producción
* Un corazón invencible (2007) Director
* Tristram Shandy: a cock and bull story (2007) Director
* Camino a Guantánamo (2006) Director
* Código 46 (2005) Director
* Nine Songs (2004) Director, Cinemat/Montador
* In this world (En este mundo) (2003) Director
* 24 hour party people (2003) Director, Cinemat/Montador
* El perdón (2002) Director
* Contigo o sin ti (1999) Director


SINOPSIS DE CÓDIGO 46
Shanghai, en el futuro. Un futuro donde los recuerdos pueden ser borrados y los peligros pueden predecirse. William es enviado a dicha ciudad para investigar un fraude en la compañía de seguros Sphinx. William tiene un virus que le permite leer las mentes de las personas. Maria trabaja en Sphinx creando "papelles", un documento del seguro indispensable para que la gente pueda hacer cualquier cosa. María es la persona que está cometiendo el fraude, vendiendo "papelles" falsos a la gente a la que Sphinx rechaza asegurar. Williams descubre que Maria es culpable y que debe ser entregada a las autoridades, pero se enamora de ella. (FILMAFFINITY)



Estaba Pasando

A comienzos del 2.006, cuando las ficticias ilusiones navideñas se apagaban y sólo quedaba el trámite de la esperada benevolencia de los señores de Oriente, programamos en El Gallinero una película de ciencia-ficción. Creíamos que la propuesta fantasiosa del realizador inglés (Michael Winterbottom) era buena dadas las fechas mágicas en que se proyectaba. Medio centenar de personas acudieron a nuestra llamada, con la consiguiente decepción por nuestra parte que esperábamos más expectación. En esa época éramos, al menos, 90 socios.

¿Y qué pasaba en el mundo mientras en Jaraíz de la Vera un grupo de resistentes intentaba colar la peli de Winterbottom, que ni era la primera (24 Party People) ni sería la última en pasar por la Sala Avenida? :

  1. El primer ministro israelí, Ariel Sharon, trasladado al hospital Hadasa de Jerusalén con carácter de urgencia tras sufrir un grave infarto cerebral, el segundo en menos de un mes.
  2. El Gobierno de Turquía confirma los dos primeros casos de gripe aviar en humanos.Uno de los dos infectados, un niño de 14 años, ha muerto a causa del mal y hay un tercer caso sospechoso.
  3. Más de 30 muertos en un atentado suicida durante un funeral chií en Irak.Otras 20 personas han muerto en la jornada más sangrienta desde las elecciones de diciembre.
  4. España supera por primera vez la cifra de 35 donantes por cada millón de habitantes. Refuerza su liderazgo mundial en donación y trasplante de órganos, con índices que triplican los registrados en países europeos como Alemania y Reino Unido.
  5. Dos nuevos testigos afirman haber visto cómo los tres jóvenes detenidos por el asesinato de la indigente María Rosario E.P, quemada viva hasta morir en un cajero automático de Barcelona el 17 de diciembre, ya habían agredido con anterioridad a otras personas en estas mismas circunstancias.

Y ME PARECE A MI

¿Futuro?

En ese futuro tan inmediato, en el que estamos entrando, (para nosotros las ciudades japonesas son ya de ciencia-ficción) al margen de los fríos y prácticos diseños arquitectónicos, los ciudadanos identificados, hablo de los "civilizados", estarán a un paso de convertirse en seres cibernéticos. La calidad de vida irá en función inversamente proporcional a la sensibilidad y las atmósferas serán plomizas en todos los aspectos.

Pareja o individuo

El Gran Hermano, aquí Esfinge, velando por el bien del mundo interior, elegirá por tí y promulgará leyes como el Código 46:
Si una pareja tiene compatibilidad genética igual o superior al 25%, no podrá relacionarse sexualmente ni concebir prole. De hacerlo, el feto deberá ser inmediatamente eliminado y ambos sufrirán prisión, o exilio.
Y entonces llegó el amor

Como siempre, para sacudir la babeante modorra, aparece el amor como agente vivificador. Se rompen los esquemas, y hasta a las medio-máquinas se les funden los plomos. Entran en juego los sentidos y se impone la huida al mundo exterior, al de los pobres; donde se puede respirar y delinquir como hacían los hombres y mujeres de antes.

GlobalizaciónLa historia deja claro el punto de vista del director y su guionista sobre lo que entienden por globalización: una fórmula más del dominio absoluto. Siempre quedarán fuera los que no interesan. Pero las preguntas flotan en el aire (unas en el acondicionado y otras en el denso del desierto) :¿ mejor ser yo mismo y mis limitaciones ? ó ¿ mejor ser un producto bien acabado obra del poder político y social ?.... y aquí me borran la memoria para que no vuelva a plantearme cuestiones incómodas, pero no me han extirpado, aún, la pituitaria y las sensoriales moléculas amorosas inundan la habitación.

Otra Opinión

El futuro de Romeo y Julieta

Una distopía que mezcla con gran atino el amor con la ciencia ficción, dando como resultado un producto consistente, adulto, inteligente y en muchos aspectos brillante, pero exasperantemente lento.

La verdad es que el planteamiento de la película es realmente interesante, el ver como el ser humano juega a ser dios limitando incluso su propia naturaleza y ver como esta situación le supera y termina optando por limitar la libertad poniendo los ojos en un bien colectivo teóricamente óptimo, pero que a nivel individual conlleva la eliminación de derechos básicos y fundamentales como la libertad de elección de la propia pareja sentimental, lo que sin duda da pie a un debate que merece la pena.

Las actuaciones de la pareja protagonista son excelentes en ambos casos, y el argumento que sirve de pretexto a todas esas reflexiones está más que cuidado, la ambientación, sobria, fría y realista es óptima, es decir, todo apunta a que nos encontramos ante una película que lo tiene todo para ser un nuevo clásico dentro de un género últimamente tan maltratado como la ciencia ficción, pero que tiene un pero importante que termina por diluir parte de sus virtudes, y este defecto no es otro que el ritmo de la película, sostenido, pero muy lento, demasiado pausado y que puede alejar de la magnífica historia al espectador más impaciente.

En definitiva, una película que merece ser vista, hecha con mimo y muy cuidada, pero no apta para todos los públicos, y menos aún para los que asocien el género de la ciencia ficción con películas muy dinámicas, ya que estos lo más probable es que terminen indignados, aburridos o dormidos.
Simpkins-FilmAffinity


1 comentario:

  1. Jaime Pichot23/6/09 19:42

    Sensación de tristeza e impotencia recuerdo al terminar esta película. Sólo un chispazo de esperanza cuando da la impresión de que el amor está un peldaño por encima de la memoria.

    ResponderEliminar