lunes, 11 de mayo de 2009

Película #179

BIENVENIDOS AL NORTE
14 y 15 de MayoSala Avenida-Jaraíz
21:30 Hrs


Año:
2008

Dur.: 106 min.
Director: Dany Boon
Guión: Dany Boon,Alexandre Charlot,Franck Magnier
País: Francia
Género: Comedia
Música:Pierre Aïm
Fotografía:Philippe Rombi

REPARTO: Kad Merad, Dany Boon, Zoé Félix, Philippe Duquesne, Line Renaud, Michel Galabru, Stéphane Freiss




La película francesa Nº 20 en la historia del Gallinero


SINOPSIS: Phillippe Abrams (Kad Merad) es un cartero al que destinan, en contra de su voluntad, a Bergues, un pueblecito junto a la frontera con Bélgica. Phillippe piensa que va a ser un sitio horrible, cuyos habitantes, según su opinión, mascullarán una lengua ininteligible (de ahí vendría 'Ch'tis'). Cuando llega allí, descubre que es un lugar idílico, con habitantes encantadores. De todas formas, a su mujer, de la que está distanciado, y que vive en su localidad de origen, le asegura que vive en un auténtico infierno, con el fin de despertar su compasión. Lo consigue hasta el día en que ella anuncia que va a acudir a visitarle. A Abrams no le queda más remedio que pedirles a sus nuevos amigos y vecinos que interpreten la farsa que le ha contado a su mujer, y que se comporten de forma tosca... (FILMAFFINITY)


Lo Que Andan Diciendo Por Ahí:
*Dentro de que el éxito es difícil de explicar e imposible de prever, hay varios detalles en esta película que lo anuncian y lo hacen tan evidente como un embarazo avanzado. Es la película más vista en Francia, es el gran taquillazo, es una historia tan local como universal, es prácticamente imposible no mondarse de risa con sus insólitos personajes y, por último y muy importante, toda su burla crítica, toda su acidez, se convierte en una mirada entrañable, elogiosa, en una especie de declaración de amor a lo que aparentemente era el objeto de escarnio. Mucho buen humor..., pero bueno de verdad. E. Rodríguez Marchante

*"Bienvenidos al Norte" es una comedia francesa hasta la médula ósea, entrañable, de humor fácil pero eficiente, de calidez emocional efectivamente universal y, por consiguiente, accesible al público internacional en un nivel exclusivamente superficial. Ahora bien, el 80% de la dimensión del chiste se mueve en parámetros estrictamente localistas, las de una comedia de enredo lingüístico que explota estereotipos geográficos autóctonos, exacerbando las distancias culturales entre los dos extremos verticales del país vecino (el norte y el sur) en un registro de caricatura cultural inaccesible para quien no conozca los códigos regionalistas franceses. 20 Minutos

*Como en muchas otras cinematografías, en Francia están viviendo, sea cual sea el género utilizado, una lucha entre tradición y renovación, entre lo popular y lo artístico. Dany Boon, un ch’ti de nacimiento mudado a la civilizada París, define esta estupenda comedia, localista, humanista y de contagiosa alegría de vivir, como un artístico film popular. Tanto como las peripecias rurales del señor Hulot previas a volverse loco en las modernidades de Play Time (1967). Jacques Tati sobrevuela en espíritu este choque cultural (moral y filosófico) de dos funcionarios de correos, sus bicicletas, sus esposas o madres dominantes, sus aperitivos y su canto a la amistad.
El norte galo, ese dulce pueblecito llamado Bergues, casi de berlanguiano, no solo reivindica a Tati, sino también al agrohumor tradicional de Bourvil, Jacques Villeret o Coluche. Si ese Norte gris y lluvioso es paraíso de la calma, de placidez, el Sur es la mujer histérica, las mentiras y la comedia más discursiva: es, salvando las ch’tianas distancias, Éric Rohmer. Comedias y proverbios que pasan de uno a otro a ritmo de vodevil que, claro, acabará con un festival de malentendidos, pantomimas y un optimismo conmovedor. Fausto Fernández

EL DIRECTOR: Dany Boon

Dany Boon, toda una estrella en Francia gracias a sus shows cómicos, dirige y protagoniza este personal proyecto. Boon nació en la región Norte-Pas de Calais y hacía años que quería realizar un film que combatiera los numerosos tópicos que existen sobre ella. Y es que muchos franceses tienen una visión casi apocalíptica de la zona, conocida por su pésima metereología, una alta tasa de alcoholismo y el supuesto carácter troglodita de sus habitantes. Los franceses tienen una opinión muy negativa de la región, por su pobreza y su decadencia económica causada por el desempleo y las minas abandonadas, dice Boon, que, a finales de 2006, estrenó en España su opera prima: La casa de tus sueños. En su segunda película como director ha jugado con la imagen caricaturesca de la región, aunque muchas de las bromas tengan cierto trasfondo realista. He utilizado muchas cosas que he oído sobre la región durante toda mi vida. Por ejemplo, se dice que en el Norte se muere más joven porque tenemos menos horas de luz.
La región (cuya capital es Lille) ha sido retratada anteriormente en obras de tono más dramático, como La vida soñada de los ángeles (Érick Zonca, 1998) o bien Hoy empieza todo (Bertrand Tavernier, 1999). Fotogramas
OTRAS COSAS

Doblaje laborioso
La distribuidora española ha cuidado especialmente el proceso de doblaje, que duró cuatro meses, más del doble de lo habitual. Contrató a un director de doblaje bilingüe que pudiera apreciar los matices de las bromas de la versión original. Se descartó reemplazar el ch’timi por una de las lenguas cooficiales del Estado español y se apostó por inventar un nuevo acento. Los ch’tis españoles hablan de forma atropellada, se comen algunas vocales e intercambian el sonido de las consonantes, tal como sucede en el norte de Francia.


CACAREOS

Turistas

A nuestro paraíso, de días contados, llegan, cada vez en mayor número, visitantes de otras zonas del país que se alegran, dicen, de habernos descubierto. Hasta hace poco, aún vivían nuestros mayores y los que volvían por nuestros pueblos veratos eran los familiares que habían emigrado buscando la gandaya y que en fechas concretas (que ellos tenían subrayadas en rojo en el calendario del water) invadían las alacenas cual vikingos sibaritas y arramplaban con quesos curados, morcillas de calabaza escurridas con humo, chorizos prietos en aceite y pimentón, orejones de solana, auténtica miel…y los más desvergonzados incluso con lomos y jamones. Ni siquiera perdonaban las fechas del ayuno y la cuaresma (¡tan católicos ellos!) para meterse entre pecho y espalda todas las exquisiteces derivadas del cerdo y de la cerda, aunque a continuación, entre eructos que asfixiaban con lingotazos de vino de pitarra, se calzaran una túnica de nazareno, una capucha de verdugo y empuñaran un cirio que al rememorarles el morcón les hacía lagrimear con emotividad.
Y mientras untaban pan en los huevos fritos (cuatro por plato) que la abuela acababa de traer, anidándolos en su mandil, nos hablaban con énfasis de las excelencias de la vida en la capital, del progreso y la educación. Y lanzaban consignas revolucionarias del tipo: “no seas tonto, “cuñao”, tú vete “p’allá” “c’allí” se ganan “mu” buenas perras”, mientras escarbaban en sus muelas con un cuchillo de punta fina, eso sí, colocando la mano izquierda a modo de pantalla para que se viera cuánto habían aprendido en la ciudad.
Afortunadamente a medida que han ido bajando el número de matanzas y de huertos han descendido también las visitas de los parientes.
Y hoy, ustedes perdonen, ya escarmentados, desconfiamos de las buenas intenciones de nuestros descubridores.
Jaht



2 comentarios:

  1. Comedia amable la que dirige y co-protagoniza Dany Boon. Cuenta las peripecias de un pícaro empleado de Correos del sur de Francia que intenta un traslado ventajoso, empujado por su histérica mujer; y consigue, supuestamente, un viaje al infierno del Norte, al fallarle las estrategias; mejor dicho, las estratagemas.

    Pertenece a un cine localista, de singular humor; incluso con dialecto propio. Estas características que han hecho muy popular la película en Francia, obligan a trabajar excesivamente a traductores y adaptadores de guión para conseguir universalizar los chistes. Intuyo que algunos de estos no pertenecen a la historia original, posiblemente porque el auténtico a nosotros no nos hubiera hecho gracia.

    Risas o sonrisas, según quien lo perciba, para todos los públicos. No busquéis aquí ironía, ni sarcasmo. Más en la línea de nuestro Carlos Iglesias (Un Franco, Catorce Pesetas) que en la del maestro Luis Berlanga.
    Y por aportar una referencia francesa: los personajes (sólo ellos, sin palabras) están más próximos a la sencilla humanidad de Tati que a los poco escrupulosos, y geniales macarras, de Bertrand Blier (Los Rompepelotas).

    ResponderEliminar
  2. El Jarandillano20/5/09 17:30

    ¡Vaya tupa de risas que me he "pegao"!...Y es que los que repartían los periódicos eran "mu" graciosos. Sí hombre con las bicis por allí "to" borrachos. ¡Cómo les gustaba el "trinqui" a los "jodíos".
    Y digo yo amiguete: entonces es que a la mujer no le iba el asunto; tú ya m'entiendes, porque como él se escapó de la cama...
    Sí m'agustao mucho...¡vaya!.

    ResponderEliminar