sábado, 30 de marzo de 2019

Película 470 # Año XVI


La Casa de Jack
 (The House That Jack Built)

Jueves 4 de Abril/2019
Sala Avenida/Jaraíz
21:00 Horas



DIRECTOR

Lars von Trier

GUIÓN: Lars von Trier

FOTOGRAFÍA: Manuel Alberto Claro

REPARTO:  Matt Dillon, Bruno Ganz, Uma Thurman, Riley Keough, Sofie Gråbøl, Siobhan Fallon, Ed Speleers, Osy Ikhile, David Bailie, Yoo Ji-tae, Marijana Jankovic, Robert G. Slade 

GÉNERO: Thriller. Drama | Crimen. Asesinos en serie. Años 70 

DURACIÓN: 150 Min.

PAÍS: Dinamarca 



SINOPSIS

Jack es un asesino en serie al que seguiremos a lo largo de 12 años, conociendo los asesinatos que le hacen ser lo que es. Jack entiende cada asesinato como una obra de arte, y está buscando su obra maestra. Para conseguirla, tendrá que arriesgarse cada vez más, y poco a poco el cerco policial se irá cerrando a su alrededor. A través de sus conversaciones con el extraño Verge, conoceremos sus miedos, sus deseos y sus pensamientos más oscuros, e iremos entendiendo por qué el inteligente Jack es como es. El siempre controvertido director Lars Von Trier presenta una historia que "celebra la idea de que la vida es malvada y no tiene alma", como la ha descrito el propio director. La cinta une la oscuridad de su premisa con una presentación filosófica y casi humorística.



¿Quién es quién?

Lars von Trier (nombre de nacimiento Lars Trier; Copenhague, 30 de abril de 1956) es un director de cine y guionista danés. Junto a Thomas Vinterberg estableció las reglas del manifiesto Dogma 95. Destaca ante todo por su fuerte personalidad creativa y es considerado uno de los directores más innovadores y multidisciplinares del cine actual, a pesar de la controversia de algunas de sus obras.

En el Cineclub El Gallinero, el polémico danés, ha sido siempre un director de referencia; de ahí que desde Manderlay (2005) hayamos puesto todos sus estrenos, salvo la inacabada y abandonada en 2010: Dimension 1991-2024. Su provocativa personalidad no deja a nadie indiferente, pero hasta sus mayores detractores coinciden en su genial profesionalidad y sus muchos recursos artísticos. El creador de: Rompiendo las olas (1996), Los idiotas (1998), Bailar en la oscuridad (2000), Dogville (2003)... ha dejado en la Sala Avenida suficientes muestras de su fantástica y "escandalosa incorrección": El jefe de todo esto (2006), Anticristo (2009), Melancolía (2011), y las dos partes de Nymphomaniac (2013)


A Matt Dillon (Nueva Rochelle, Nueva York; 18 de febrero de 1964) que cuenta en su haber con interpretaciones como las de: Rebeldes y La ley de la calle (Francis Ford Coppola); Drugstore Cowboy (Gus Van Sant) o Crash (Paul Haggis)..., le recordaréis también los "gallineristas" por Factotum, película del noruego Bent Hamer que programamos allá por el 2007, en nuestra 4ª temporada; en la que se metía en la piel de Hank Chinaski, alter ego de Charles Bukowski).


El inmenso Bruno Ganz [El Cielo sobre Berlín, El amigo americano (Win Wenders); El hundimiento (Oliver Hirschbiegel); La eternidad y un día (Angelopoulos); Nosferatu (Werner Herzog)... entre muchas otras]; nacido y fallecido recientemente en Suiza (1941-2019) también visitó el cineclub no hace mucho para traernos la ácida comedia de Sally Potter: The Party


Uma Thurman
(Boston; 29 de abril de 1970), reconocida sobre todo por sus colaboraciones con Tarantino: Pulp Fiction y Kill Bill (1 y 2) ya estuvo con Lars von Trier, y con nosotros, en la primera parte de Nymphomaniac

Y como curiosidad recordar que el surcoreano Yoo Ji-tae (Seúl 1976), que aquí protagoniza un papel secundario, fue el frío vengador de la celebrada Old Boy, de Park Chan-wook, que El Gallinero proyectó en la 3ª temporada, próximo el final del 2005.


La Casa de Jack, fue vista por 39 espectadores
La nota media, según puntuación de nuestros seguidores,fue:8,2 

2 comentarios:

  1. Lars von Trier9/4/19 23:17

    No entiendo porqué muchos aficionados caen en la provocación de alguien que la utiliza como herramienta y leivmotiv de su existencia, aún a sabiendas de que no cree en lo que está diciendo, ya que para expresarse tiene la prolongación cinematográfica, que es su verdadera vida. Quiero decir que este tío no solo disfruta con los cabreos ajenos, también le sirven de espuela para reafirmarse. Es como el jugador de fútbol que se crece con los pitos y llama "negro de mierda" al contrario, para que el árbitro le expulse por reaccionar con violencia, cuando todos sabemos que está casado con una hermosa senegalesa y tiene dos hijos mulatos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jacinto Llorente10/4/19 14:16

      Estoy de acuerdo, y añado un ejemplo más al discutible perfeccionismo: si cuando tú, o un familiar muy querido, estáis próximos a ser intervenidos por el cirujano más capaz y reputado, os enteráis de que ideológicamente está muy alejado de vosotros, es un maleducado y se cuentan perrerías de su vida personal, ¿mandáis a la mierda la intervención y os ponéis en manos del simpático tuercebotas?

      Eliminar