viernes, 22 de marzo de 2019

Película 469 # Año XVI

CINE EN FEMENINO 2ª EDICIÓN

Dede
28 de Marzo/2019
Sala Avenida/Jaraíz
20:30 Horas



DIRECTORA

Mariam Khatchvani

GUIÓN: Vladimer Katcharava, Mariam Khatchvani, Irakli Solomonashvili

MÚSICA: Tako Jordania

FOTOGRAFÍA: Konstantin Esadze

REPARTO: George Babluani, Natia Vibliani, Girshel Chelidze, Nukri Khachvani, Mose Khachvani

GÉNERO: Drama | Años 90. Vida rural 

DURACIÓN: 97 Min.

PAÍS: Georgia 


SINOPSIS

Año 1992. La joven Dina vive en un remoto pueblo de las montañas del Cáucaso, un lugar gobernado por siglos de tradición. El abuelo de Dina la ha prometido con David, que acaba de regresar de la guerra, pero lo acompaña un camarada de armas, Gegi, de quien Dina se enamora.


¿Quién es quién?

La guionista y directora Mariam Khatchvani nació en Ushguli, Svanetia, en 1986, estudió dirección de cine en la Shota Rustaveli State Film University. Ha dirigido numerosos documentales, entre ellos Verdzoba (2006), Beyond the Window (2007) y Lichanishi and Kvirikoba (2009).

En 2013, Mariam hizo su cortometraje Dinola, financiado por el Georgian National Film Centre, que obtuvo un gran éxito y que se proyectó en más de cuarenta festivales de cine.





DEDE es su primer largometraje y se ha estrenado en el 52º Festival Internacional de Cine de Karlovy Vary (2017), donde ganó el Premio del Jurado en el East Of The West Competition; obtuvo el Grand Prix en el 30 Film Meetings de Cannes en 2017, el premio Unesco en el Asia Pacific Screen de 2017 y el premio a la Mejor Película en el Festival del Mediterráneo de Montpellier 2017.


"La historia de Dede está basada en la vida de mi abuela y dedicada a ella. Por esta razón era importante para mí mantener la máxima autenticidad al mostrar una comunidad y una forma de vida que nunca se había visto antes en el cine. Trabajé con gente nativa de la región de Svanetia, algunos de los cuales no tenían experiencia como actores. Solo George Babluani en el papel de Gegi es un actor profesional (conocido por su papel protagonista en 13 Tzameti) y originario de la región. Hablan el idioma nativo, el svano (un dialecto hablado por unas 30.000 personas en esa área de Georgia), y viven en un hermoso entorno natural. En consecuencia, todos los personajes de la película son prototipos reales. Los diálogos de la película son en svano y en georgiano, mezclándose los dos idiomas como en la vida real." 

 Y me parece a mi

Tragedia mediterránea cerca del Mar Muerto

En un discreto rincón de Georgia, entre montañas, la vida transcurre, allá por 1992, como si hubieran pasado mínimas cosas desde el medievo. Eso sí, San Jorge, ese soldado romano de Capadocia, que murió en los albores del siglo IV continúa siendo clave en el devenir y en el día a día de estas gentes, cuya república que se llama así por el mártir, aspira, tras independizarse de la URSS en 1991 y tras varias sangrientas revueltas civiles, a normalizarse y a dar de comer a sus cinco millones de habitantes.

El empeño en la introducción histórica es para que nos ayude a hacernos una composición de lugar de los hechos que relata la película de Mariam Khatchvani, perfectamente creíbles; hasta el punto de que, durante parte del metraje, parece más proxima a una muestra costumbrista que a una historia inventada por tres sagaces guionistas, entre los que se incluye la joven directora (32 años).
Solo la presencia del reconocible actor George Babluani (13 Tzameti) nos convence de que no estamos en presencia de un documento de misión etnográfica.

Pero esta elegida fórmula de narración no nos aleja del objetivo que se ha propuesto la realizadora georgiana: mostrar algo más sobre este pequeño país; algunos de cuyos pueblos, perdidos entre las crestas del Cáucaso, siguen apegados a las tradiciones; aún cuando las mismas solo sirvan de vehículo a la injusticia, el patriarcado y la intolerancia; tan ancestrales que la propia Iglesia Ortodoxa retira su bendición.

Como siempre suele suceder en estos casos, en que triunfan la ignorancia y la superstición, las trágicas consecuencias son material literario de primer orden; bien utilizado en el caso que nos ocupa y resuelto con gran solvencia.
Jaht

Estudios y Análisis

Aprovechando que es la primera visita de la nación georgiana al Cineclub, situémosla en nuestro orbe, con cuatro notas:
La república semipresidencialista de Georgia es un país soberano localizado en la costa del mar Negro, en el límite entre Europa Oriental y Asia Occidental. Geográficamente su territorio ha sido clasificado como euroasiático o como asiático dependiendo de la correspondiente convención, aunque cultural, histórica y políticamente, Georgia se considera como parte de Europa. Hasta 1991, formó parte de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS).​ Comparte fronteras con Rusia al norte y noreste, con Turquía y Armenia al sur, y con Azerbaiyán al sudeste.​ La capital es Tiflis (1.345.000 hab.),​ aunque desde 2012 el Parlamento tiene su sede en la ciudad de Kutaisi.
La superficie total ronda los 70.000 kms cuadrados y su población se sitúa en torno a los 3.720.000 habitantes.

Y para los aficionados a datos y estadísticas, estas son, a día de hoy, las nacionalidades de nuestros 58 países visitantes:
Estados Unidos (78), España (78), Francia (60), Reino Unido (33), Alemania (17), Dinamarca (15), Argentina (15), Italia (14), Canadá (11),  Irán (10),Corea del Sur (9), México (8), China (8), Japón (8), Bélgica (6), Israel (6), Rumanía (6),  Bosnia (5), Polonia (5),  Suecia (4), Grecia (4),  Finlandia (4), Chile (4), Brasil (3), Islandia (3), Irlanda (3), Noruega (3),  Turquía (3), Austria (3); con dos visitas a la Sala Avenida encontramos a: India, Uruguay, Hong Kong, Suiza, EsloveniaCuba, Hungría, Holanda, Rusia, Líbano, Palestina y Rep. Checa; y con una presencia cuentan:  Taiwán, Senegal, Mongolia, Afganistán, Arabia Saudí, Australia, Bielorrusia, Colombia, Croacia, Bulgaria, Jordania, Estonia, Irak Kazajistán, Marruecos, Mauritania y Georgia.

Dede, fue vista por 64 espectadores
La nota media, según puntuación de nuestros seguidores, fue: 8,3

1 comentario:

  1. Cierto, la realizadora georgiana nos evidencia “algo más sobre este pequeño país algunos de cuyos pueblos, perdidos entre las crestas del Cáucaso, siguen apegados a las tradiciones” y lo hace con un lenguaje cinematográfico sobrio y sincero, poniendo de manifiesto que la libertad individual en algunos lugares, sigue siendo un derecho por conquistar aún.
    Esta ópera prima sitúa a la mujer en el rol de requerir independencia y autonomía, derechos que no parecen estar establecidos como debieran en este lugar. Papel que se nos ofrece, también, a modo de rebelión ante la situación femenina en general, que continúa su insurgencia y que halla en “Dede” un testimonio necesario.

    ResponderEliminar