jueves, 27 de febrero de 2003

Película # 37

FELICES DIECISEIS
(SWEET SIXTEEN)

27 y 28 de Febrero del 2003
Sala Avenida
Jaraíz de la Vera

Director: Ken Loach.
Intérpretes:
Martín Compston (Liam), Annmarie Fulton (Chantelle), William Ruane (Pinball), Michelle Abercromby (Suzanne), Michelle Coulter (Jean), Gary McCormack (Stan).

Guión: Paul Alberti. Música: George Fenton. Fotografía: Barry Ackroyd. Dirección artística: Martín Johnson. Montaje: Jonathan Morris.

País: Reino Unido-Alemania-España. Año: 2002. Estreno en Madrid: 10-1-03. Distribuidora cine: Alta Films. Duración: 106 minutos. Género: Tragedia urbana.


SINOPSIS

Liam va a cumplir dieciséis años en unos días. Su madre, Jean, que está en la cárcel, saldrá a la calle a tiempo del cumpleaños de su hijo. Liam quiere aprovechar la ocasión para que, esta vez, todo vaya bien. Sueña con una vida familiar que nunca ha tenido, lo que significa crear un lugar seguro para su madre, su hermana Chantelle y para él mismo, fuera del alcance de vagos como Stan, el novio de Jean, y de su propio abuelo, un ser mezquino.


Pero para ello antes tiene que conseguir dinero, lo que es toda una hazaña para un adolescente sin blanca. Los disparatados planes de Liam y sus amigos no tardan en meterlos en toda clase de problemas. Al darse cuenta de que la situación se agrava peligrosamente y que está perdiendo pie, Liam es consciente de que debería irse, pero quizá esta vez sea ya demasiado tarde.



COMENTARIO

No es nuevo el interés de Ken Loach por el universo de los jóvenes, y desde los orígenes de su filmografía: ahí están películas tan espléndidas como Poor Cow o Looks and Smiles para demostrarlo. Le toca el turno ahora a un adolescente en el umbral de la edad adulta, uno de esos momentos en que la vida exige tributos muy altos para dar el salto y dejar detrás una realidad para aceptar las imposiciones de otra. Dicho de otra forma, un ritual de paso con trágicos peajes, en el que el afecto se desgarra; una precoz historia de ascenso y caída social, aunque no en el corazón del sistema, si no en su periferia: el paso de un aspirante a hampón, a traficante, con todas las de la ley. (Fotogramas)



EL DIRECTOR

Ken Loach nació el 17 de junio de 1936 en Nuneaton, Warwickshire, Inglaterra. Militante troskista. A los 25 años, mientras estudiaba Derecho en Oxford, entró por primera vez en contacto con las artes escénicas, actuando en el grupo de teatro de la universidad. Después de graduarse, trabajó como asistente de dirección en el Northampton Repertory Theatre. Pero estaba más interesado en el mundo audiovisual que en el de las tablas, así es que después de obtener en 1963 una beca en la cadena de televisión BBC, se inicia en la dirección.

El ambiente que se respiraba en aquellos años, favorecía la realización de programas que criticaban las injusticias sociales, allí encontró Loach la visión y la voz que caracterizaría su cine. A partir de 1964 comienza a dirigir una serie de documentales, el más famoso de ellos es "Cathy Come Home" (1966) sobre la pobreza, con el cual obtuvo gran éxito.
Desde entonces y hasta principio de los 80', dividió su tiempo entre el cine y la televisión, filmó cuatro largometrajes, numerosos documentales y películas para la TV como "The Big Flame" (1969) sobre los trabajadores portuarios de Liverpool y la serie "Days of Hope" (1975), sobre los hechos que llevaron a la huelga de 1926, y la derrota del Movimiento Laborista Británico.
Con Margaret Thatcher en el poder, crece el paro y los recortes de presupuesto para la cultura. La Dama de Hierro se gana muchos enemigos entre los artistas, Loach es uno de los más radicalizados. El Channel Four prohibió sus documentales "A Question of Leadership", con los que combate al thatcherismo, por lo cual a lo largo de toda esa década solo puede filmar dos películas.


Ken Loach, en cuyas películas muchos creen ver algo así como un "grado cero de la escritura cinematográfica", es dueño de un estilo depurado y sencillo como heredero inequívoco de las principales tendencias de cine realista de europa y en mayor medida del free cinema que se caraterizaba por su realismo, su inconformismo social, su crítica a la burguesía y a la sociedad y, su acercamiento a los seres anónimos de la sociedad, su sentido del humor.

Ken Loach al igual que sus antecesores denuncia los traumas que ocasiona en los seres humanos la vida en las ciudades industriales a pesar de los avances tecnológicos y con sus historias sacude las conciencias de la sociedad contemporánea con el fin de mejorar sustancialmente las condiciones de la clase trabajadora (sobre todo la británica).

SU CINE

"Pobre vaca" ("Poor cow"), 1967. "Tierra y libertad" ("Land and freedom"), 1995 (Mejor Película Europea del Año). "Kes", 1969. "La canción de Carla"("Carla's song"), 1996 (Medalla de Oro de la Presidencia del Senado, Festival Internacional de Cine de Venecia). "The Save the Children Fund Film", 1971. "Vida en familia" ("Family life"), 1972. "The Flickering Flame", 1997. "The Gamekeeper",1980. "Mi nombre es todo lo que tengo" ("Mi name is Joe"), 1998 (Peter Mullan Mejor Actor en el Festival de Cannes; Mejor Film Británico Independiente, 1998; Mejor Director Británico; Mejor Guión Original de un Film Británico). "Black jack", 1979. "Looks and smiles", 1981. "Which Side Are You On?", 1984. "Fatherland", 1986. "Agenda oculta" ("Hidden agenda"), 1990 (Premio del Jurado en el Festival Internacional de Cannes). "Riff raff", 1990 (Mejor Película Europea del Año). "Como caídos del cielo- Lloviendo piedras"("Raining stones"), 1993. "Ladybird, ladybird", 1994. "Pan y rosas"("Bread and roses"), 2000. "The nagivators", (La Cuadrilla 2001). "Sweet Sixteen", 2002. "11'09''01 - September 11 2002", 2003 (Documental con 11 cortometrajes que duran 11 minutos, 9 segundos y un fotograma dirigidos por: Sean Penn , Mira Nair , Shohei Imamura , Alejandro González Iñárritu , Ken Loach , Danis Tanovic , Idrissa Ouedraogo, Amos Gitai, Youssef Chahine, Samira Makhmalbaf , Claude Lelouch). Sólo un beso (2004). Tickets (2005). McLibel (2005). "El viento que agita la cebada" (The Wind That Shakes the Barley) (2006). En un mundo libre (2007). Looking for Eric (2009).

Y ME PARECE A MI

Heridas de guerra

Te lo juro hermanita algún día seremos una familia respetada y respetable: tú y yo, mamá y el pequeñín. Los que me han hecho esto se quitarán la gorra a nuestro paso, guardarán la cola entre sus patas y se esconderán tras las esquinas. El barrio es para los fuertes y algún día yo seré el jefe de todos estos borrachos y descerebrados. Sé que la fuerza la da la inteligencia. Tengo un plan.

Liam y PinballColega, vas a tener que mejorar si quieres ser mi lugarteniente, eres mi mejor amigo pero eso no es suficiente, yo no estoy para sacarte de los líos; tú habrás de trabajar para mis proyectos. Utiliza la cabeza Pinball.

La visita

Mamá, este tío es un capullo, es una mierda; no entiendo por qué te dejas engañar por él. Estás en la cárcel por su culpa pero esto se va a acabar..Estoy trabajando para hacerme cargo de la situación en cuanto salgas. Voy a comprarte una casa al lado de la playa para que te cures y cuides de nosotros, olvídate de este cabrón.

Flores en el vertedero

¿Alguien duda de que a veces crecen flores hermosas entre la suciedad?. Podré con todo. Sacaré a mi madre de esta miseria y los míos me pagarán con cariño. Demostraré a mi hermana que está equivocada: donde mi madre encontró la perdición yo encontraré oro.


EL GUIONISTA

Paul Laverty (Calcuta- 1957), merece una mención especial, y no sólo por esta película, también por sus muchas colaboraciones con Ken Loach con quien ha formado un equipo de gran entendimiento: Mi nombre es Joe (1998), Pan y Rosas (2000), El viento que agita la cebada (2006)....son algunos de los títulos, de más de una docena, que han llevado de la mano a este ciudadano del mundo afincado en Lavapiés, donde forma pareja y familia junto a nuestra Icíar Bollaín.
Refiriéndose a la obra que hoy nos ocupa nos comenta:
"La génesis de `Sweet Sixteen´ podría situarse en la época en que estábamos haciendo `My Name is Joe´ -`Mi nombre es Joe´-. "Cuando estás concibiendo una historia surgen a menudo docenas de personajes que reclaman tu atención gritando: `¡Aquí estoy!, ¡aquí estoy!´. No podemos alimentarlos a todos porque de lo contrario la historia se hundiría. Pero había un personaje persistente que no enmudecía, que requería nuestra atención: esa voz se convirtió en el personaje de Liam".

Y me parece a mí

Que el denominado cine social que proponen Ken Loach y su guionista más afín, Paul Laverty, no es sólo cine necesario si no imprescindible para que los que vengan detrás sepan la verdad de cuanto estaba sucediendo en la segunda parte del siglo XX y la primera del XXI.
Las acusaciones sobre maniqueismo, distorsión y manipulación de este tipo de cine, y especialmente de las del maestro Loach, siempre salen de la boca de aquellos que no son protagonistas de las historias, o si lo son, no salen demasiado bien parados. Y también de quienes no quieren ver peligrar su estatus si los más humildes tomaran nota y decidieran subvertir las escalas de valores.
Los parados, los inmigrantes, los perdedores, los jóvenes desarraigados..., si vieran sus películas, ¡que esa es otra!, se sentirían identificados y tal vez tomarían conciencia de su situación.
Lo dicho, el valor fundamental del cine de Ken Loach será el documental aunque él no cejará en el empecho de abrir los ojos de los oprimidos.
Jaht
Estaba Pasando

Y efectivamente han pasado 6 años y medio desde que El Gallinero proyectó la segunda, de las cuatro películas de Loach, hasta el momento. Y en el boletín que entregamos en cada sesión se comentaba: "Nos sentimos reconfortados teniéndole una vez más entre nosotros porque, al margen de otras disquisiciones, en estos días en que la mentira y la bajeza moral imperan es estimulante recibir en plena cara sopapos de honradez y sinceridad".
Proyectada en Jueves y Viernes fue vista por un total de 88 espectadores. Pero además otras cosas nos preocupaban:

  • Villepin, ministro francés de Exteriores: "La ONU no puede avalar una guerra precipitada por Estados Unidos".
  • Bush anuncia un plan para Oriente Próximo tras la derrota de Sadam:
    El presidente de EE UU, George W. Bush, vinculó anoche la derrota de Sadam Husein a una solución global para Oriente Próximo que conllevaría la creación de un Estado palestino ".
  • La oposición se une en el Congreso para censurar a Aznar por su apoyo a la guerra: Seis grupos firman una proposición no de ley que defiende una solución pacífica a la crisis de Irak.
  • 10.000 personas claman por la paz en el concierto-protesta 'No en nuestro nombre': Cultura contra la Guerra anuncia una gran recogida de firmas para evitar el conflicto.
  • El PSOE se acerca a sólo 2,5 puntos del PP, según el último sondeo del CIS : El sondeo registra un varapalo al Gobierno por el Prestige (39,8 frente a 37,3).
  • Adiós al último romano de verdad: Más de 150.000 personas desfilan por la capilla ardiente de Alberto Sordi, que será enterrado hoy.
La nota media de Felices Dieciseis, según puntuación de nuestros seguidores fue:8,5

3 comentarios:

  1. Julián Vargas24/8/09 4:01

    Ví esta película en nuestro cineclub de Málaga y me pareció tan sincera que, aunque supongo que hay muchas cosas que nos diferencian de los irlandeses, la sentí como si la historia fuera la de un sobrino mío, pero no un sobrino cualquiera, mi sobrino favorito.

    Buen invento este del blog para hablar de cine.

    Seguiremos viéndonos.

    ResponderEliminar
  2. Liam, Pinball, Jean, Chantelle...pertenecen al mundo cinematográfico de Ken Loach y al de la calle problemática, en este caso irlandesa.
    Un jovencito despierto, Liam, a punto de cumplir los dieciseis años, que adora a su madre yonqui encarcelada, decide salvar a su familia y encontrar oro donde su progenitora encontró miseria y perdición.
    Empujado por una desbocada inocencia y creyéndose más listo que los demás diseña un plan que les llevará a una casa cerca de la playa en donde Jean (la madre) se curará y el hijo de Chantelle (su hermana, soltera) correrá jugando con las olas.
    La pestilente realidad del barrio hará que nuestro imberbe adolescente pase de niño ilusionado a hombre condenado en pocos días.
    Es fácil advertir guiños cómplices a la grandiosa "Los 400 Golpes" de Truffaut.

    ResponderEliminar
  3. Ken Loach es uno de mis directores
    favoritos,y necesario para remover
    conciencias adormecidas.

    ResponderEliminar